Condromalacia Rotuliana

Bienvenid@, en este sitio vamos a tratar todo lo relacionado con la condromalacia rotuliana (también conocida como condromalacia patelar o síndrome femoropatelar), un mal que cada vez afecta a más y más personas y del cual no hay demasiada información por la red.

¿QUÉ ES LA CONDROMALACIA ROTULIANA?

La condromalacia rotuliana o también llamada condropatía rotuliana o rodilla del corredor consiste básicamente en el desgaste del cartílago que cubre y amortigua las articulaciones.

El cartílago está compuesto al noventa por cien de agua, se encarga de soportar los golpes entre articulaciones, es como un muelle biológico.

Cuando el cartílago se degenera, o sea, pasa de tener una estructura lisa blanquecina a una rugosa y blanda, incluso a crearse ampollas, es lo que llamamos condromalacia.

En la rodilla es la articulación más propensa a sufrir este tipo de lesiones, ya que es la lesión que soporta mayor impacto, al recaer sobre ellas todo nuestro peso y fuerza al correr o saltar.

Es más extraño ver desgaste de cartílago en codos o tobillos, aunque también existen. Además la rodilla es la articulación con mayor volumen de cartílago del cuerpo.

La condropatía o condromalacia surge de una incorrecta alineación, normalmente la produce la descompensación del cuadriceps, al tirar del extremo y causando que la rótula se mueva hacia el lateral rozando al cartílago de forma incorrecta para la que no está diseñado. Este uso frecuente conlleva el desgaste.

Los principales problemas de alineación en las rodillas pueden ser provocados por:

  • Problemas en la anatomía del pie: como ocurrió en mi caso, por culpa de un accidente. Por forzar al pie con posturas antinaturales, como los zapatos de tacón, etc.
  • Pie pronador: cuando apoyas el pie y tiende a girar hacia dentro. La rótula también gira hacia dentro, apoyas más el dedo gordo del pie que el meñique.
  • Correr en terreno no uniforme: provoca el efecto del punto anterior, que apoyes más una parte del pie que otra.
  • Pelvis ancha: en este caso al tener las piernas más separadas, el fémur gira hacia dentro, generando mayor rotación de la que está preparado. Esta es una de las causas por las que esta lesión sea más frecuente en las mujeres.
  • Alteraciones musculares: como tener los isquiotibiales cortos que modifican tu movimiento mecánico, intentando compensar este problema con apoyos pronunciados hacia los laterales.
  • Plantillas o zapatillas no apropiadas: mala fabricación o simplemente no elegir la zapatilla correcta para cada uso puede también provocar mal apoyo del pie.

En líneas generales todos los problemas derivan en un mal apoyo del pie y en generar que la pisada no sea firme y vertical, provocando posiciones forzadas en la rodilla que van desgastando el cartílago preparado para pisadas neutras y verticales.

Esta lesión si no se trata a tiempo, puede llegar a artrosis de rodilla (gonartrosis).

SÍNTOMAS DE LA CONDROMALACIA ROTULIANA

La condromalacia patelar o rotuliana es un problema que afecta directamente a la rodilla, una articulación que se ve implicada en otras enfermedades similares por lo que puede ser confundida fácilmente.

Los más comunes son:

  • Dolor en la cara anterior de la rodilla, detrás y alrededor de la rótula.
  • Este dolor aumenta al subir o bajar escaleras o cuestas, ponerte en cuclillas.
  • Dolor si empujas la rótula contra el fémur
  • Se escucha una pequeña crepitación o crujido al estirar o doblar la rodilla, como si no encajase correctamente  la rótula y el femur. También se le llama sensación arenosa, como si tuviéramos arena en la articulación.
  • Bloqueo de la rodilla en algunos casos.
  • Dificultades para flexionar la rodilla. Cuando duele, evitas flexionarla. Por ejemplo, si bajas escaleras o cuestas, intentas apoyar el pie, sin flexionar la rodilla, como si toda la pierna fuera una pieza rígida, como un pirata con pata de palo.

Los síntomas pueden ser extremadamente diversos dependiendo de la causa y de las características físicas del paciente en cuestión.

Por ello, hemos querido recopilar los síntomas habituales que tienen las personas con condromalacia rotuliana. Así podrás hacerte una idea de si la tienes o no, aunque para asegurarte al 100% deberás acudir a un especialista para que te haga las pruebas correspondientes.

🚩 Dolor: Normalmente notarás un dolor en toda la zona de la rodilla, especialmente en su interior. Este dolor puede presentarse como fuertes pinchazos o como un dolor prácticamente continuo, tipo inflamación.

Se suele experimentar mayor dolor cuando movemos la articulación, ya que es con el movimiento cuando se produce el roce y se fuerza el cartílago.

🚩 Crujidos: Otro de los síntomas posibles es la aparición de crujidos (pueden ser leves o bastante fuertes) cuando movemos la rodilla o cuando hacemos ciertas posturas (por ejemplo, ponernos de cuclillas.

Suele ser una sensación tremendamente molesta y que varía de intensidad. Algunos crujidos podrán incluso escucharse y otros simplemente notarse por el afectado.

🚩 Sensación de arena: Es un síntoma menos común. Al realizar movimientos con las rodillas se puede experimentar una sensación como de arenilla en el interior de la rodilla. Normalmente no desaparece, sino que es constante; en cualquier momento cuando se mueva la articulación se notará.

Esto es debido a que el cartílago no tiene la forma original, está deteriorado, por lo que se producen roces entre los huesos, músculos y nervios que intervienen en la zona

🚩 Debilidad en la rodilla: Cuando una condromalacia patelar aparece podremos experimentar una pérdida de fuerza bastante notable. Muchas personas notan una especie de debilidad en las rodillas cuando andan o realizan ejercicios.

Aquí entra en juego realizar ejercicios para fortalecer los músculos de las piernas y mejorar esa debilidad.

Como puedes ver, los síntomas habituales son pocos, por ello es difícil diagnosticar por uno mismo si se tiene condromalacia o no. Será a partir de los síntomas secundarios o menos frecuentes y por las radiografías y pruebas que te hagan por donde se podrá asegurar este problema.

CLASIFICACION DEL DAÑO CONDRAL POR GRADOS

El daño condral se clasifica de leve a grave, y todos los grados pueden tener características de la osteoartritis o artritis del desgaste.

✅ Condromalacia rotuliana Grado 1. El cartílago se inflama y se reblandece. Esta es la primera forma de daño.

✅ Condromalacia rotuliana Grado 2 y 3. A medida que la condición empeora, el cartílago puede llegar a fisurar (tiene una apariencia rallado). El grado de lesión depende del tamaño de la zona involucrada y del espesor del cartílago afectado.

✅ Condromalacia rotuliana Grado 4. El cartílago se ha gastado completamente dejando el hueso expuesto desde pequeñas zonas a una forma generalizada. Cuando las áreas involucradas son grandes, por lo general el dolor se vuelve más grave, provocando una limitación en la actividad.

¿QUÉ CAUSAS TIENE LA CONDROMALACIA PATELAR?

Si tienes condromalacia seguramente te estés preguntando ¿por qué ha sucedido esto? ¿Qué lo ha causado?

La respuesta no es una única condición, ya que puede ser debido a múltiples factores. A continuación te mostramos los más habituales:

➡ Abuso repetido de carga en la rodilla: La repetición continuada de ejercicios donde la articulación de la rodilla interviene soportando un gran peso o fuerza pueden ser la causa directa del problema. De aquí que se asocie la condromalacia con deportistas que acostumbran a correr, saltar, realizar ejercicios de peso en las piernas, esquiar, escalar, etc…

➡ Alineación incorrecta: En ocasiones puede que por cuestiones puramente fisiológicas la rodilla no tenga la alineación correcta y se vaya desgastando el cartílago poco a poco. Se dice entonces que es un problema crónico, pues depende directamente de la morfología física que del ejercicio realizado.

 La compresión de la raíz del nervio femoral cutáneo lateral puede ser una causa debido a desajustes articulares de las vértebras lumbares L2-L3. Si padeces lumbago puede estar relacionado. En este artículo puedes ver como curar el lumbago.

➡ Músculos débiles: Si estás delgado o no sueles hacer apenas ningún tipo de ejercicio seguramente tengas los cuádriceps y los isquiotibiales bastante débiles. Estos músculos se encargan de “sujetar” las partes de la rodilla correctamente.

Si no los tienes en forma puede que se produzca más fricción de lo normal y que la rodilla tenga que soportar más carga de la que debería en determinados movimientos. Ejercitando estos músculos con ciertos ejercicios se puede mejorar notablemente.

➡ Golpe: Así es, también un golpe en la zona de la rodilla puede afectar al cartílago, provocándole lesiones y deterioros que finalmente se traduzcan en una condromalacia patelar. Notarás fuertes dolores.

➡ Sobrepeso: El peso corporal está soportado por nuestras piernas, en gran parte por las rodillas. Si nuestro peso es mayor que el normal nuestros cartílagos estarán sufriendo más presión de la debida.

➡ Artrosis: En personas de edad avanzada algunas enfermedades degenerativas como la artrosis de rodilla, pueden ser las causantes del desgaste del cartílago articular.

¿COMO SE DIAGNOSTICA EL DAÑO DEL CARTILAGO ARTICULAR?

Puede ser difícil el diagnosticar una lesión O desgaste del cartílago articular. El examen físico puede mostrar una hinchazón de la rodilla, pero el examen puede ser normal.

Los rayos X pueden ser normales en la mayoría de los casos porque sólo el hueso es visible a los rayos-X. Cuando la perdida de cartílago es avanzada se observa una disminución en el espacio entre dos superficies óseas. Fragmentos de hueso sueltos pueden ser detectados en una condición llamada osteocondritis disecante (OCD), en la que una porción de hueso se separa con el cartílago articular.

La resonancia magnética puede revelar los diferentes cambios en el cartílago, desde estadios tempranos de enfermedad cartilaginosa, como en el reblandecimiento, hasta perdida completa de este o fragmentos osteocartilaginosos sueltos.

El diagnóstico del daño del cartílago articular es más fiable con un examen artroscópico. En este procedimiento, un pequeño lente de fibra óptica se inserta en la articulación con lo que se observa a plenitud el interior de la rodilla.

CONSEJOS QUE TE AYUDARAN A RECUPERARTE DE LA CONDROPATIA ROTULIANA

Si sospechas que puedes tener condromalacia o ya te la han diagnosticado, puedes seguir esta serie de consejos para mejorar o evitar este problema.

Lo principal, al principio, es detener la degeneración. Primero identificando la causa que la provoca según hemos comentado anteriormente.

Mediante antinflamatorios podemos calmar el dolor. Hay cremas calmantes antiflamatorios que se aplican localmente y a mí personalmente me fueron muy bien.

✅ Reposo durante un tiempo hasta que desaparezca el dolor. Posteriormente, fortalecer los cuadriceps y comprar rodilleras para la condromalacia rotuliana, específicas, no todas de rótula libre son apropiadas.

✅ Haz ejercicio, pero controlado: No dejes de hacer ejercicio, ni mucho menos, sino podrías perder fuerza en los cuádriceps e isquiotibiales y ser peor el remedio que la enfermedad. Ahora bien, utiliza algún tipo de protección como las rodilleras o cintas.

De esta forma tu rodilla no soportará tantísima fuerza. Es aconsejable sobre todo en deportistas que hagan deporte semanalmente.

✅ Realizar dieta y perder peso: Si padeces sobrepeso es importante que comiences ya a adelgazar. Cuando menos peso soporten tus piernas menos presión tendrás en los cartílagos, en la rótula.

✅ Utiliza plantillas para andar: Si tu problema es puramente por una mala alineación, puedes comenzar a utilizar plantillas especiales para los pies que mejoren tu alineación de fémur y rótula.

Por supuesto, es vital que acudas a un especialista para que te examine las rodillas. Nadie mejor que él sabrá si de verdad está afectado el cartílago, y podrá aconsejarte buenos tratamientos específicos para tu caso.

Si quieres seguir informándote sobre el tema te recomendamos nuestras siguientes secciones: