Saltar al contenido

Condromalacia rotuliana y bicicleta

¿Tienes condromalacia rotuliana y no sabes si puedes hacer bicicleta?

Pues la verdad es que hay opiniones opuestas cuando se habla de practicar bicicleta estática al tener síndrome de dolor femoropatelar.

Algunos profesionales de la salud desaconsejan a sus pacientes realizar bicicleta estática sobretodo si se sospecha que la condromalacia rotuliana viene provocada por el ciclismo. En cambio, otros sí recomiendan la bicicleta si se padece condromalacia rotuliana, siempre y cuando la altura del sillín sea la adecuada. El sillín debe de estar alto, de tal manera que una pierna te quede extendida al sentarte en él.

En cambio, los profesionales de la salud sí se ponen de acuerdo en aconsejar la práctica de la bicicleta elíptica en condromalacia rotuliana, ya que tiene muchos beneficios. A continuación, voy a citar algunos de estos beneficios:

  • Conseguirás mantener tu capacidad cardiopulmonar. Es muy importante que, aunque hayas tenido que parar tus actividades deportivas, si es el caso, a causa de la condromalacia, puedas mantener o mejorar tu capacidad cardiopulmonar.
  • Es aconsejable porque el impacto articular que se produce a nivel de tobillos, rodillas y caderas al practicar bicicleta elíptica es muy bajo.
  • Es una actividad dinámica y de trabajo muscular generalizado. Se realiza de pie, así que gran parte de las articulaciones y músculos del cuerpo se mueven, se activan y trabajan.
  • El movimiento que se realiza al practicar bicicleta elíptica se llama patrón cruzado. Esto significa que se avanzan la pierna derecha y el brazo izquierdo al mismo tiempo y la inversa. Este trabajo combinado entre las extremidades superiores e inferiores benefician la coordinación corporal….
  • Es una actividad simétrica. El lado derecho y el lado izquierdo trabajar por igual, así que es un trabajo equilibrado y armónico.

¿Tiene contraindicaciones practicar bicicleta elíptica?

Al tener los pies encima de las plataformas y no despegarlos tal y como hacemos cuando andamos la rotación de columna que se produce es mayor y esto si lo sumamos a una posible mala postura del tronco como la flexión de tronco (tirarse hacia delante) al realizar el ejercicio podría provocar dolencias a nivel discal en las vértebras. Así que es aconsejable mantener el tronco bien erguido, mirar hacia el frente y no realizar una gran amplitud de movimiento.

En conclusión, es un ejercicio con más virtudes que defectos, pero es mejor que un profesional de la salud o el fitness te aconseje sobre la intensidad y el tiempo idóneo para ti. Y también que corrija tu postura.