Como Montar en Bicicleta si Tienes Condromalacia Rotuliana

La condromalacia rotuliana es uno de los males del ciclista, aunque se le conoce más como “rodilla de atleta”, afecta a menudo a ciclistas profesiones y también a amantes asiduos de la bicicleta.

Este mal es común en personas que montan en bicicleta a menudo porque la condromalacia rotuliana supone el desgaste progresivo del cartílago de la parte posterior de la rótula, desgaste que se puede producir por el movimiento cíclico y repetitivo de pedaleo, lógicamente acompañado de otras causas que predisponen a una persona a padecer este problema.

Las causas de esta condropatía puedes ser varias, entre ellas el abuso repetido de carga en la rodilla, una alineación incorrecta de la rodilla,debilidad muscular, golpes en la rodilla, sobrepeso o algún tipo de artritis como la artrosis de rodilla.

Más abajo te muestro algunos consejos sobre como montar en bici si tienes este problema de desgaste del cartílago, pero antes te hablaré de los síntomas y de la importancia de que realices un buen diagnóstico para saber si puedes tomarte esto del ciclismo en serio o deberías dejarlo.

Los síntomas son dolor en la parte de detrás de la rodilla, crujidos,sensación de tener arenilla en la rodilla, rigidez o dificultad para extender la rodilla después de pasar un buen rato con esta flexionada.

Es importante que mediante resonancia magnética, un traumatólogo determine el grado de tu condromalacia, si esta en un grado muy avanzado es muy probable que tu médico te invite a dejar la bicicleta durante un tiempo hasta que el tratamiento restaure tu rodilla.

Pero si tu condropatía es leve puedes aplicar algunos consejos para evitar el desgaste y eliminar los síntomas mientras disfrutas de los paseos en bici o del ciclismo más deportivo.

Estos consejos son aplicables tanto para ciclistas como para aficionados, paseantes o ciclistas urbanos, y también aplicables para bicicleta estática o bicicleta elíptica.

✅ Usa rodilleras. Existen rodilleras especiales para la condromalacia que te ayudarán a proteger tu rodilla y evitar problemas. En el enlace puedes ver un artículo donde te enseñamos a elegir una rodillera adecuada y analizamos algunos de los modelos más vendidos.

✅ Sube el sillín. Al subir el sillín se flexionarán menos tus rodillas y por lo tanto evitarás el desgaste al poner menos presión sobre la rótula.

✅ Atrasa el sillín y el pedaleo. Lleva el sillín muy adelantado o pedalear muy adelantado como en una contrarreloj o un triatlón también aumenta la flexión de la rodilla.

✅ Bielas. Debes evitar utilizar unas bielas demasiado largas de lo que las deberías llevar.

✅ Sube la cadencia. Cambiar justo antes de empezar una subidas es otra forma de reducir la carga sobre tu rótula.

✅ No fuerces. Forzar musculatura por encima de tus posibilidades puede agravar la condropatía.

✅ Usa pedales con pocos grados de movimiento. Esto te ayudará a reducir las desviaciones laterales de la rodilla mientras pedaleas, estas pueden aumentar la presión de los cóndilos femorales sobre la rótula.

✅ Revisa tu posición general. La tibia tiene que estar alineada con el fémur para no ser un foco de presión añadido sobre la rótula. Regulando la separación entre la biela y el pedal podemos conseguir esta alineación.

Y dos últimos consejos para seguir antes o después de montar en bici…

✅ Fortalecer los músculos que intervienen en la rodilla. Ejercitar los músculos de la rodilla en una buena práctica para todo aquel que sufra una condromalacia.

✅ Evita pasar mucho tiempo con la rodilla flexionada. Si pasas mucho tiempo sentado levántate de vez en cuando para estirar las rodillas.