Las Mejores Rodilleras Para la Condromalacia Rotuliana

Si te han recomendado usar unas rodilleras para la condromalacia, te han dado un buen consejo, funcionan muy bien a la hora de eliminar la inflamación y las molestias, a la misma vez que estimulan la curación del cartílago dañado o desgastado.

Las rodilleras también sirven para mantener la rótula centrada y como es obvio para proteger toda la zona de posibles daños extras que serían fatales.

Pero no todas las rodilleras son igual de efectivas ni cumplen la misma función, por no decir que algunas no hacen nada o muy poco.

Es por eso que en este artículo vamos a darte las pautas para elegir la mejor rodillera para la condriopatia rotuliana y la que mejor se adapte a tu caso, así como comentar las características y precios de algunas de las rodilleras más vendidas.

Pero antes de enseñarte nuestra selección de las mejores ofertas, vamos a ver qué hay que tener en cuenta a la hora de comprar una rodillera para la condromalacia. Es importarte evaluar esto antes de comprar para que puedas elegir la que mejor se adapte a tu grado de desgaste o daño.

¿Qué evaluar antes de comprar una rodillera para la condromalacia?

✅ Tipo: debes pensar en comprar el tipo de rodillera que más se adapte al daño del cartílago tu rodilla. Los cuatro tipos más comunes son fundas, estabilizadores, soportes y bisagras (veremos ejemplos más abajo).

✅ Envolvente o deslizante: las rodilleras con cierre (las envolventes) se pueden colocar detrás o delante de la rodilla y se pueden ajustar con correas adaptándose mejor a la presión que quieras. Las deslizantes simplemente se deslizan o suben desde el pie hasta la rodilla con la ventaja de que comprimen y contienen una zona más grande.

✅ Tamaño: El tamaño o talla de la rodillera es es importante, ya que debes buscar una que se ajuste con firmeza pero sin apretar demasiado para que no cause más dolor o influya en la correcta circulación sanguínea.

✅ Abierta o cerrada: Otra característica común de las rodilleras es si mantiene la zona de la rótula abierta o cerrada. Esta característica no es tan importante si la rodillera cumple con los demás requisitos de comprensión. Es una cuestión más bien de comodidad, algo personal.

Las mejores rodilleras para la condropatia rotuliana

Aquí te mostramos las rodilleras superiores para la condromalacia en función de la calidad, el precio, las características y la experiencia del usuario. Encontrarás reseñas de algunas y un catálogo con la mejores ofertas.

Rodillera Donjoy Reacction

La Rodillera Deportiva de Reacción Donjoy ha sido fabricada pensando en las siguientes lesiones:

  • Condromalacia o condropatía Rotuliana
  • Enfermedad de Osgood Schlatter
  • Tendonitis Rotuliana
  • Osteoartritis leve
  • Síndrome del corredor

Esta rodillera tiene un diseño de banda elastomérica que ayuda a la dispersión de energía y absorción del choque para aliviar el dolor progresivamente.

Para una mayor estabilidad y soporte, incorpora adicionalmente correas elásticas que se pueden graduar a su gusto para mayor comodidad.

¿Puedo utilizar esta rodillera si tengo condromalacia rotuliana?

La rodillera se puede utilizar en su rutina diaria o durante la práctica de deportes, incluyendo deportes de contacto.

Esta rodillera también puede ser utilizada para la rehabilitación de una lesión de cartílago o en caso de artritis de rodilla leve como las condropatías, condromalacias rotualianas. De hecho, personalmente puedo recomendar que es la mejor rodillera para este tipo de lesión y la que más me ayudo en la etapa inicial.

La Rodillera de Reacción Donjoy incluye una manga extraíble transpirable para ser utilizada debajo del soporte para una mayor compresión del tejido, además de proteger la piel de irritacciones asegurandole una mayor comodidad durante su uso.

¿Cómo funciona?

La Rodillera de Reacción Donjoy incorpora membranas flexibles, que se alargan con el movimiento de las articulaciones absorbiendo así el impacto en el área de la lesión de rodilla.

Gracias a su diseño de banda elastomérica, la rodillera le proporciona el ajuste perfecto en la rótula sin dejar de ser un soporte cómodo.La rodillera incluye varillas de doble eje que proporcionan extra flexibilidad y soporte en la rodilla.

¿Qué talla necesito?

Mida alrededor del muslo, 6 pulgadas por encima de la rótula. Utilize el diámetro para elegir su talla correctamente. Al encontrarse entre dos talla, por favor elija la talla más grande:

XS/SM 33cm – 47cm (13″” – 18.5″”)
M/L 47cm – 60cm (18.5″” – 23.5″”)
XL/XXL 60cm – 75cm (23.5″” – 29.5″”)
XXXL 75cm – 79cm (29.5″” – 32″”)

Puedes comprar esta rodillera en Amazon, tienen los mejores precios y si eres “premium” el envío y las devoluciones son gratis.

Mi experiencia personal con las rodilleras y la condromalacia

Empecé a correr para perder peso en el verano de 2012. Primero fueron diez minutos y acababa medio muerto, luego media hora y acababa exhausto, así hasta quedarme en unos cuarenta minutos y acabar cansado.

Enseguida vi que los resultados llegaban, no para hacer maratones ni tan siquiera medias, pero si para perder peso y estar bien, vamos a evitar decir en forma. Y permitirme ciertos caprichos como la cerveza, algún dulce, repetir, esos vicios.

Cuando llevaba cuatro meses, me vine arriba y decidí pasar a los diez kilómetros, creo que entonces hacía unos seis kilómetros cada tres días. Estuve un par semanas haciendo diez kilómetros cada tres o cuatro días hasta que un día corriendo empecé a notar molestias en un lateral y por dentro de la rodilla.

Terminé mis diez kilómetros en simples molestias y no le hice mayor caso. Sin embargo, en casa al irse enfriando el cuerpo, las molestias aumentaron hasta que me di cuenta que me dolían en cuanto hacía algún esfuerzo flexionando la rodilla.

Me explico, me dolía si al flexionar apoyaba mi cuerpo, por ejemplo, cuando subes escaleras o una rampa.

Me duró el dolor dos días, caminando no dolía mucho pero si al subir escaleras, donde entonces movía la pierna como si fuera de pata de palo, al estilo pirata, evitando cualquier tipo de flexión. Volví a correr, y volvieron los mismos dolores.

Reposé una semana y volví a correr, a tozudo no me gana nadie me dije, y otra vez volvieron pero más fuerte.

Al final, tuve que recurrir a especialistas. El diagnóstico fue condromalacia rotuliana o también llamada condropatía rotuliana de grado 1. Por lo visto, la misma lesión que viene sufriendo Nadal y la explicación a las rodilleras que lleva, o, al menos, fue lo que me dijo mi traumatólogo.

Visité tres traumatólogos y sus respuestas fueron éstas:

➡ Nos hacemos viejos… (tenía 38 años entonces, le tenía que haber contestado que para esa contestación no hace falta estudiar medicina)

➡ Que siguiese corriendo y aguantase el dolor, éste es el que me puso como referencia a Nadal. Imagino que le infiltrarán o algo porque de otra forma no lo concibo.

➡ La más científica, quizá porque era el más joven, quitando tecnicismos me dijo que tenía una desalineación en la rodilla y que había provocado un desgaste en el cartílago que hay en la rodilla.

El caso es que guardé reposo durante dos meses, en los cuales pensé en volver a nadar, incluso salí un rato en bici suavemente.

Durante este tiempo me dedique a fortalecer los cuadriceps, más adelante os enseñaré la tabla de ejercicios que realizaba.

En tipos de lesiones como la condropatía o condromalacia rotuliana es muy importante tener unos cuadriceps fuertes y desarrollados para sujetar bien la rótula y darle estabilidad.

Realizaba esta tabla de ejercicios por la tarde-noche principalmente, sin embargo siempre que podía, incluso en el trabajo mientras estaba sentado, aprovechaba para levantar la pierna, colocando la otra encima para ponerle más peso y hacer trabajar a los cuadriceps. Era una forma más de aprovechar cualquier ocasión para mejorar mis musculatura en la pierna.

Al terminar los dos meses, aparentemente se podía ver los cuadriceps más desarrollados, no como algún jugador de futbol, pero los volúmenes del músculo empezaban a tomar forma a través de mi gruesa piel.

Durante los primeros entrenamientos me prestaron varias rodilleras, tengo la suerte de tener más amigos como yo con la misma lesión, pero la que más me convence a todos, son las rodilleras de reacción Donjoy especializadas en condropatías o condromalacias rotualianas que puedes comprar aquí.

Otro tema que modifiqué fueron las zapatillas, por la pisada y desgaste en la suela me fijé que era pronador, por tanto, aparqué mis zapatillas baratas del Decathlon y me compré las Asic Gel Nimbus 15 ya que peso más de 85 kgs y con pisada un poco supinador, o sea, que piso hacia fuera, alejando mi tobillo del centro, provocando todavía más una desalineación en la rodilla.

Al cambiar de zapatillas conseguí evitar desalinear la rodilla en la pisada y evitar el contacto duro en la pisada, al tener estas zapatillas una gran amortiguación. Que pueden provocar que se te hunda un poco el pie generando más cansancio o ralentizando tu velocidad pero que compensa de cara a la salud de tus rodillas.

Usé estas rodilleras durante tres meses, saliendo a trotar durante las primeras dos semanas y poco a poco ganando ritmo.

Corría escuchando mi rodilla, a cualquier molestia descansaba, incluso modificaba mi forma de correr.

Cuando sentía la más mínima molestia entraba a pisar con el talón y dando zancada larga, luego probaba lo contrario zancada corta y pisada plana, siempre intentado alternar movimientos donde la rodilla se sintiese más cómoda.

Os puedo asegurar que cuesta, pero al final los dolores van remitiendo. Al principio hacía tiradas de 5kms, luego de 7 y finalmente de 10kms que es mi distancia habitual de entrenamiento.

Pasados estos tres meses, y dado que los dolores fuertes habían remitido, cambié las anteriores rodilleras un poco aparatosas por una cinta rotuliana como ésta, que puedes comprar aquí para ayudar externamente a alinear a la rodilla y acomodar el golpe continuo al correr. Estas rodilleras tipo cinta  son más baratas que las otras.

Ha pasado un año desde mi lesión, ahora sólo salgo un día a la semana con cinchas, y puedo decir que estoy recuperado, pero sin estarlo totalmente.

A veces al terminar y durante un par de días noto un cosquilleo debajo de la rodilla que me hace sospechar que algo queda.

Y que mi cartílago no es el que era, puedo hacer que lleve una vida más cómoda pero la condropatía es crónica, o sea, para toda la vida, nos tenemos que mentalizar y saber que estos dolores vendrán de nuevo y tendremos que guardar reposo.

Todavía no me ha ocurrido pero estoy mentalizado en que cuando ocurra, guardaré reposo y saldré a correr con las rodilleras para la condromalacia y luego con las cintas de la misma forma que hice antes.

Espero que estas experiencias ayuden y animen a otros corredores con el mismo problema, así como a que compartan en los comentarios sus experiencias u opiniones o a compartir este post por las redes sociales.